La cantera de la Formula 1


Hacía bastante tiempo que no visitaba una pista de karting. Concretamente, desde que deje montarme en ellos, y en esta última visita, recordé muy bien porque fué. Se celebraba un campeonato, no recuerdo bien si era nacional o autonómico, de categorías infantiles, con crios de poco más de cinco o seis años, hasta medio adolescentes de diez a doce aproximádamente, alineados en diferentes categorías.

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor
© Miguel A. Salor


Llegué cuando estaban entrenando antes de las mangas clasificatorias, y viendo la brusquedad de los cambios de dirección, los toques, y la nula suspensión que utilizan, empezó a dolerme la espalda cosa mala, ahí es cuando recordé con una punzada que me recorrió el nervio ciatico, porque dejé de correr (ojo, que no hablo de profesional, simple aficionado) en la tanda de los amigos los fines de semana. 
La sensación que me dió al ver el chavalerío adelantándose como posesos, apurando frenadas, contravolanteando, derrapando, y tapando huecos, es que esto de afición tiene poco, y que estos chavales, hace tiempo dejaron de correr por el mero hecho de divertirse. Aquí ya se huele el profesionalismo en un deporte que no ha hecho más que crecer con los años, y sobretodo desde la aparición de un chaval de Oviedo, que desde hace más de 13 años, se encuentra en la máxima categoría. Creo que a estas alturas no hace falta presentaciones.

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor
© Miguel A. Salor


Casi todos emulan al veloz piloto astur, ya sea con el casco, los guantes, el mono, etc... además de que algunas categorías, que vienen creadas bajo el concepto de monomarca, el monoplaza en miniatura asignado, viene firmado con las siglas FA, y de un color azul inconfundible.

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor
© Miguel A. Salor


Hablando con los organizadores de la prueba, me comentaron que han llegado a un límite de concepto de "manos del piloto" tan radical como exitoso. En dia de competición, por la mañana se sortean los motores, los tubos de escape, y los neumáticos, todos ellos identicos y precintados, por lo que a los mecánicos más experimentados, solo les queda apurar el crono con ajustes de puesta a punto y poco más, de esta manera, lo que resaltará serán las "manos del piloto", y se aseguran que existe una competencia leal e imparcial.

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor

Fotográficamente hablando, estas carreras dan muchas situaciones de diversos enfoques, como detalles, técnica, conducción, y dentro de esta, tenemos barridos, momentos puntuales que necesiten de altas velocidades de obturación, y estar a la guay de lo que sucede en la pista con estos precoces pilotos, pues dan el todo por el todo en todo momento, y escenas super dinámicas, están a la orden.

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor

© Miguel A. Salor


Y con esto acabo esta entrada,
Saludos,

Si te a gustado, únete y comparte!!
TODAS LAS FOTOGRAFÍAS Y TEXTOS PUBLICADOS EN ESTE BLOG ESTÁN PROTEGIDOS POR COPYRIGHT, Y NO PUEDEN SER COPIADAS, ALTERADAS O REPRODUCIDAS SIN EL CONSENTIMIENTO EXPRESO POR PARTE DE SU AUTOR ©Miguel Ángel Salor